Cuida de tu organismo con reishi : el hongo medicinal

Los múltiples beneficios de el reishi

¿ Qué es el reishi ?

El extracto orgánico de Ganoderma, más conocido como “Reishi” es conocido en Asia y en la medicina tradicional China como un “símbolo de longevidad y felicidad”. Por ello, el hongo de el reishi, en esta cultura es considerado como “el rey de los hongos medicinales”, gracias a su forma y color recuerda a un coral. Y entre los compuestos bioactivos que posee, destacarían los polisacáridos como los  β-glucanos los terpenos (especialmente los triterpenos) esteroles (ergosterol o provitamina D) ácidos grasos insaturados, aminoácidos esenciales, varias vitaminas (destacando el grupo B) y minerales.

Conoce en profundidad el Reishi

En los tiempos que corren ahora, donde van apareciendo nuevos patógenos que afectan a nuestro día a día y más concretamente a nuestra salud, y se descubren nuevas enfermedades donde nuestro sistema inmune se ve amenazado, necesitamos disponer de “herramientas” para poder combatirlas y así ayudar a favorecer a nuestra respuesta inmune frente a dichas amenazas.

Una de estas “herramientas” de las que hablamos podría involucrar al hongo “Ganoderma Lucidum”, más conocido como Reishi. Las propiedades medicinales de el reishi están altamente contrastadas ya que ha sido empleado en la medicina tradicional asiática durante miles de años. Dada su utilidad en la medicina natural, ha llegado a alcanzar una gran popularidad en la actualidad, siendo considerado como un “símbolo de longevidad”. Pero el reishi no es el único miembro de la familia “Ganodermataceae” que posee propiedades interesantes para nuestra salud. Dentro de esta “familia” podemos encontrar a los “Ganoderma applanatum” y “Ganoderma tsugae” que también muestran efectos potencialmente beneficiosos para nuestra salud. De hecho, se ha visto que combinar estas tres especies proporciona un efecto sinérgico, destacando así mayores efectos terapéuticos que si son aplicados por separado.

Algo muy importante a tener en cuenta siempre a la hora de consumir hongos medicinales es conocer su procedencia. Se aconseja que sean cultivados en un ambiente controlado y ecológico, ya que los hongos son excelentes agentes quelantes de metales pesados. Y además, lo ideal es consumir el hongo entero, incluyendo el micelio como el cuerpo fructífero, de esta manera se aprovecharían todo los principios activos que contiene el hongo reishi.

Los diferentes usos medicinales de el Reishi

Los beneficios terapéuticos que se le atribuyen a el reishi son muy extensos y variados, entre ellos, encontramos propiedades antitumorales, inmunomoduladoras y antioxidantes. Además de ayudar a combatir la ansiedad y el estrés. Estas propiedades en el reishi, se deben principalmente a la presencia de ciertos compuestos altamente bioactivos, entre los que destacan algunos polisacáridos como los beta-glucanos, o también algunos ácidos grasos como los terpenos y los alcaloides. Concretamente, el reishi es la única fuente natural de un grupo de triterpenos conocido como ácido ganodéricos, que presentan una estructura molecular similar a las de las hormonas esteroideas y que son responsables de parte de la actividad terapéutica antes mencionada. (1) 

En las últimas décadas, además de estas propiedades, también se han encontrado multitud de pruebas científicas de la importancia de el reishi en el tratamiento de diferentes tipos de patologías como: la bronquitis, gastritis, hepatitis, nefritis, hemorroides, enfermedades crónicas, hipertensión, artritis, asma, diabetes e incluso enfermedades cardiovasculares. (2) Y también contribuye enérgicamente a mejorar la salud mental y emocional de las personas, disminuyendo la fatiga, el estrés y mejorando la calidad del sueño.

Respuesta inmune y efecto antioxidante de el reishi

Las moléculas responsables de el efecto inmunomodulador que presenta este hongo son principalmente: los beta-glucanos y los ácidos ganodéricos. Por una parte, los beta-glucanos mejoran la capacidad de respuesta del sistema inmunitario, favoreciendo así la actuación de los linfocitos. Al mismo tiempo, estimulan la función de los macrófagos y de los natural killers, encargados de la detección, fagocitosis y destrucción de los organismos dañinos.

Por otra parte, están los triterpenos, como los ácidos ganodéricos, que son los encargados de inhibir las enzimas asociadas a la proliferación de virus, hongos y bacterias, favoreciendo así a tener un control antiinflamatorio y estimulando la microbiota intestinal.

En cuanto a sus propiedades antioxidantes, se ha demostrado que los beta-glucanos poseen la capacidad de neutralizar los radicales libres (ROS) que se generan en el organismo, prolongando la vida útil de las células y promoviendo así su longevidad. (3)      

Efecto de el reishi en el bienestar psicológico de las personas

Los triterpenos mencionados anteriormente son capaces de modular la sinapsis celular y la respuesta frente a diferentes estímulos. Estas moléculas también intervienen en la producción de hormonas como la epinefrina y la serotonina, involucradas directamente en el control de las emociones y en el estado de ánimo de las personas. De esta manera, el hongo “Ganoderma Lucidum” (reishi) mejora el insomnio y favorece el bienestar psicológico de las personas.

El reishi, a diferencia de la mayoría de fármacos con propiedades similares, no afecta únicamente a un receptor específico, sino que afecta a varios genes y sistemas complejos del organismo, lo que conlleva a tener una menor dependencia y por consiguiente menores efectos secundarios. (4)

Además, el reishi presenta un importante efecto nootrópico, regulando las funciones cognitivas del ser humano, tales como: la memoria, la inteligencia, la creatividad y la concentración. 

Reishi en la lucha contra el cáncer

Uno de los mayores retos que sufre hoy en día la medicina es, la necesidad de frenar el avance del cáncer, una enfermedad devastadora, la cual se extiende sin control y para la que no se ha encontrado todavía una cura.

En relación a el cáncer existen multitud de estudios que han demostrado que los polisacáridos presentes en el reishi poseen una potencial actividad anticancerosa debido principalmente a sus propiedades inmunomoduladoras, proapoptóticas, antimetastásicas y antiangiogénicas.

Esto sugiere que no solo actúan estimulando la respuesta inmune, sino que además muestran efectos citotóxicos y citostáticos en las células tumorales. No obstante, no suele ponerse en uso como terapia de primera línea, pero dado a que estimula el sistema inmune y mejora la respuesta tumoral a largo plazo, se utiliza habitualmente en estos casos como terapia coadyuvante. (5) 

El reishi y la protección cardiovascular

Entre las enfermedades cardiovasculares, encontramos aquellas que afectan al corazón y al aparato circulatorio, pudiendo provocar un ataque cardíaco o un accidente cardiovascular. Los factores de riesgo en este tipo de enfermedades incluyen entre otras cosas, la hipertensión, la diabetes y la dislipidemia.

Por una parte, no está totalmente contrastada la eficacia de el reishi para reducir los niveles altos de glucosa o de colesterol en sangre y se requiere un mayor número de estudios que pongan en evidencia esta propiedad. (6) No obstante, sí que existen estudios que ponen en evidencia la importancia de el reishi para ayudar a reducir la presión arterial, evitar la agregación plaquetaria, prevenir la trombosis y facilitar la circulación sanguínea. (7)

Con todo lo anteriormente mencionado, el reishi es considerado como un sustrato medicinal con una amplia variedad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Y destaca principalmente como agente estimulante del sistema inmune, como agente antitumoral y antioxidante, además de por sus efectos beneficiosos para el desarrollo psicológico y emocional de las personas. Por lo que es considerado como un excelente complemento para el fortalecimiento y el mantenimiento físico y mental de nuestro cuerpo.

Dicho todo esto, lo más recomendable siempre es consultar con un médico antes, para estar seguros de que la suplementación y la dosis que vamos a consumir es la adecuada para nuestro caso.

Referencias Bibliográficas

[1] Baby, sabulal; Johnson, anil-john; Govindan, balaji. Secondary metabolites from Ganoderma.
Phytochemistry, v. 114, 2015, p. 66-101.

[2] Poomsing, P.; Pattanapanyasat, K.; Wongsinkongman, P.; Soonthornchareonnon, N. Research and Development of Ganoderma lucidum Cultivated in Thailand. Journal of Pharmaceutical
Sciences, v. 40, n. 3, 2013, p.1-7.

[3]. Wang J, Cao B, Zhao H, Feng J. (2017). Emerging Roles of Ganoderma Lucidum in Anti-Aging.

[4]. Wang J, et al. (2017). Emerging Roles of Ganoderma Lucidum in Anti-Aging Dis. 2017; 8 (6): 691-707.

[5] Sohretoglu D, Huang S. (2018). Ganoderma lucidum Polysaccharides as An Anti-cancer Agent. Anticancer Agents Med Chem. 2018; 18 (5):667-674.

[6] Klupp NL, Chang D, Hawke F, Kiat H, Cao H, Grant SJ, Bensoussan A. Ganoderma lucidum mushroom for the treatment of cardiovascular risk factors. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 2. Art. No.: CD007259. 

[7] Meng, J., Yang, B. (2019). Protective Effect of Ganoderma (Lingzhi) on Cardiovascular System. In: Lin, Z., Yang, B. (eds) Ganoderma and Health. Advances in Experimental Medicine and Biology, vol 1182. Springer, Singapore

Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
0