¿Duermes mal? ¡MELATONINA!

remedio natural para los trastornos del sueño y el deterioro cerebral

¿Te cuesta conciliar el sueño?

La melatonina es un remedio natural para los trastornos del sueño y el deterioro cerebral relacionado con la edad.

El estrés es uno de los principales factores que dificultan conciliar el sueño y causan despertares nocturnos. Los factores laborales, personales y económicos generan estrés, lo que libera cortisol en grandes cantidades, interfiriendo con el sueño. Además, el estrés puede aumentar la actividad cerebral, dificultando la relajación y la desconexión mental necesarias para dormir.

Otros factores que afectan negativamente la calidad del sueño, consecuencia de la sociedad moderna, son el uso excesivo de tecnología, la exposición a la luz artificial nocturna, el sedentarismo, el consumo de bebidas estimulantes y problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión. Estos factores pueden alterar el ritmo circadiano, reducir la producción de melatonina, dificultar la relajación y aumentar el estrés.

Para mejorar la calidad del sueño, es crucial reducir el estrés [1]. Técnicas como la meditación, la respiración profunda y la actividad física pueden ser útiles. Además, los suplementos como la melatonina o la valeriana han demostrado ser efectivos para reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño, regular la actividad cerebral y disminuir el estrés.

Papel Multifuncional de la Melatonina

La melatonina es una hormona producida de forma natural por la glándula pineal situada en el cerebro, aunque también puede ser sintetizada en otros órganos del cuerpo. La melatonina es conocida por sus múltiples funciones en el organismo, destacando especialmente su papel en la regulación del sueño y del ritmo circadiano.

Comúnmente, la melatonina es utilizada como suplemento dietético para tratar el insomnio [2] y otros trastornos relacionados con el sueño, debido a su capacidad para mejorar significativamente la calidad del mismo. Además, se emplea en tratamientos específicos para el síndrome de fase avanzada del sueño y para mitigar los efectos del jet lag.

Esta hormona es sintetizada naturalmente en el cuerpo a partir de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, la cual a su vez se genera del aminoácido triptófano, que actúa como su precursor. Los niveles más altos de melatonina se alcanzan durante la noche y disminuyen con la luz del día; la oscuridad estimula su producción mientras que la luz la inhibe.

Además de producirse de manera endógena, la melatonina puede ser incorporada al cuerpo a través de la dieta. Algunos alimentos como la leche, el pescado azul, los huevos, los frutos rojos y ciertas hierbas medicinales son ricos en esta sustancia. [3]

Más allá de su rol en la regulación del sueño, la melatonina ofrece otros beneficios importantes para la salud. Posee propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y neuroprotectoras, mejora la función inmunológica y juega un papel crucial en el equilibrio de las grasas y la glucosa en el organismo.

Salud Inmunológica, Cerebral y Metabólica

En primer lugar, es importante destacar que numerosos estudios han demostrado el impacto significativo de la melatonina en el sistema inmune. Esta hormona puede regular la producción de células inmunológicas esenciales como los linfocitos y es capaz de inhibir enzimas específicas como la Inflamasoma NLRP3, encargada de iniciar respuestas inflamatorias para proteger contra diversos antígenos. Esto permite controlar las reacciones inmunitarias excesivas que podrían ser perjudiciales para el organismo [4]. Además, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, la melatonina reduce el daño oxidativo y los procesos inflamatorios, mejorando así la función inmunológica. [5]

En relación con sus beneficios neuroprotectores, la melatonina protege el cerebro del estrés oxidativo gracias a su solubilidad en lípidos, lo que le permite cruzar la barrera hematoencefálica y actuar directamente en este órgano. Presenta también un fuerte efecto antiapoptótico [6]  que protege a las células cerebrales de morir de manera programada. Adicionalmente, influye en el sistema nervioso central mediante el neurotransmisor GABA, actuando como un inhibidor que facilita el descanso cerebral. [7]

Respecto a su poder antioxidante, la melatonina es particularmente efectiva en las mitocondrias, lo que la convierte en un antioxidante mitocondrial esencial, protegiendo al organismo contra los radicales libres y el estrés oxidativo. [8]

Por último, en cuanto a su rol en el metabolismo de los hidratos de carbono y las grasas, la melatonina estimula la expresión de genes circadianos, como Clock y Bmal, que regulan los niveles de glucosa y triglicéridos en el cuerpo, así como la síntesis de lípidos y la adipogénesis. [9]

En conclusión, la melatonina es una hormona naturalmente producida en el cuerpo que tiene un papel crucial en la regulación del sueño y del ritmo circadiano. Más allá de esto, ofrece beneficios antioxidantes, antiinflamatorios, neuroprotectores e inmunomoduladores.

La suplementación con melatonina puede ser beneficiosa para tratar trastornos del sueño, prevenir y tratar enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson, y mejorar el sistema inmunológico

Referencias Bibliográficas.
[1] MedLinePlus. «Problemas del sueño».  https://medlineplus.gov/spanish/sleepdisorders.html
[2] Costello R, Lentino C, Boyd C, O’Connell M, Crawford C, Sprengel M, Deuster P. The effectiveness of melatonin for promoting healthy sleep: a rapid evidence assessment of the literature», Nutr J2014. 13, 106.
[3] De La Torre-Moreno, A. Melatonina y ligandos. Las plantas medicinales como fuente de melatonina. 2016. Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid.  
[4] Tarocco A, Caroccia N, Morciano G, Wieckowski MR, Ancora G, Garani G, et al. Melatonin as a master regulator of cell death and inflammation: molecular mechanisms and clinical implications for newborn care. Cell Death & Disease2019. 8, 10 (4), 1–12.
[5] Carrillo-Vico A, Guerrero JM, Lardone PJ, Reiter RJ. A review of the multiple actions of melatonin on the immune system. Endocrine2005; 27 (2), 189-200.
[6] Ma J, Zhang L, Liu X, et al. Melatonin attenuates apoptosis in rat cortical neurons induced by hypoxia/reoxygenation through multiple signaling pathways. J Pineal Res2012, 52 (2), 214-221.
[7] Cheng X-P, Sun H, Ye Z-Y, Zhou J-N. Melatonin Modulates the GABAergic Response in Cultured Rat Hippocampal Neurons. Journal of Pharmacological Sciences. 2012;119(2):177–85.
[8] Reiter RJ, Mayo JC, Tan D-X, Sainz RM, Alatorre-Jimenez M, Qin L. Melatonin as an antioxidant: under promises but over delivers. Journal of Pineal Research2016. 61 (3), 253–78.
[9] Shimba S, Ishii N, Ohta Y, Ohno T, Watabe Y, Hayashi M. Brain and muscle Arnt-like protein-1 (BMAL1), a component of the molecular clock, regulates adipogenesis. Proc Natl Acad Sci. 2005 23, 102 (34), 12071–6.
Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
0