EPA Y DHA: Diferencias y Beneficios

Beneficios de un buen nivel de Epa y dha en el organismo.

¿Qué son epa y dha?

El EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (ácido docosahexaenoico) son ambos denominados como ácidos grasos poliinsaturados esenciales. Se denominan esenciales ya que nuestro organismo los necesita para funcionar correctamente y este no es capaz de producirlos por si mismo. La forma más habitual de hacerse con ellos es, a través de nuestra alimentación. Es muy importante tener en cuenta que nuestra dieta debe contenerlos en las proporciones adecuadas ya que la carencia o desequilibrio de los mismos en la ingesta pueden ocasionar alteraciones metabólicas.

El EPA y DHA son ácidos grasos muy importantes para nuestro organismo a lo largo de toda nuestra vida. El EPA en la edad adulta tiende a tener una mayor relevancia para nuestro organismo y ser más importante que el DHA, ya que protege más efectivamente el sistema cardiovascular, y a su vez ayuda a aumentar la resistencia al estrés. En cambio el DHA, a partir de los 55/60 años se vuelve a convertir en un ácido graso muy necesario ya que es importante para nuestro cerebro (previniendo el deterioro cognitivo leve) y para nuestros ojos (actuando en nuestra retina).

¿Dónde puedes encontrar epa y dha?

Los ácidos grasos omega-3 del tipo EPA y DHA se pueden incorporar a nuestro organismo únicamente a través de la alimentación. Para ello existen formas naturales de introducir EPA y DHA en nuestra dieta diaria, como por ejemplo con: 

· Aceites vegetales (como el de nuez, colza o camelina)

Además de poder encontrarlos en alimentos como:

· Pescados azules (como la sardina, el salmón, el atún, entre otros).

· Los mariscos

· Los frutos secos (como por ejemplo las nueces o las almendras)

Beneficios de un buen nivel de epa y dha en el organismo.

Tener buenos niveles de omega-3 (EPA y DHA) en nuestro organismo tiene múltiples beneficios. Algunos de ellos un poco más estéticos, como por ejemplo piel suave e hidratada y cabello sano. Y otros, según han revelado algunos estudios, podrían ser efectos antidepresivos, reducción de los niveles de triglicéridos y de las placas de colesterol en las arterias. Además cabe destacar su poder antiinflamatorio, el cual reduce la hinchazón o el enrojecimiento de la piel.

Ya hemos mencionado que una forma de aumentar el nivel de omega-3 (EPA y DHA) de nuestro organismo es a través de la alimentación, pero existen casos como el de las personas veganas o vegetarianas, o también las mujeres embarazadas o en período de lactancia, en los cuales podría ser interesante explorar la opción de un consumo de omega-3 (EPA y DHA) a través de una suplementación.

Otra observación importante sobre el EPA y DHA es que se ha demostrado que son necesarios para prevenir enfermedades degenerativas. Ya que son componentes esenciales de la estructura de la pared celular.

La conclusión que podemos sacar en claro es que es muy necesario para nuestro organismo que tengamos buenos niveles de EPA y DHA, por lo que explorar las diferentes opciones que existen es algo que todos debemos hacer en algún momento de nuestras vidas.

Dicho todo esto, lo más recomendable siempre es consultar con un médico antes, para estar seguros de que la suplementación que elegimos es la adecuada para nuestro caso.

Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
0