Terapia Enzimática: reducir Inflamación y Dolor

Entendiendo la Inflamación

Rol del Sistema Inmunológico en la Inflamación

La inflamación es una respuesta defensiva natural de nuestro cuerpo ante lesiones o infecciones, manifestándose a través de síntomas como enrojecimiento, hinchazón, dolor y calor en la zona afectada. Aunque puede ser incómoda, esta respuesta es crucial para aislar y eliminar el daño tisular, permitiendo la recuperación del organismo. Para tratar la inflamación aguda y prevenir su cronicidad, se suelen utilizar antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Sin embargo, estos pueden tener efectos secundarios significativos. Una alternativa natural y segura es la terapia enzimática sistémica (TES).

Nuestro sistema inmunológico, al reconocer un daño tisular, activa ciertas células que secretan proteínas comunicadoras, conocidas como citoquinas, que regulan la inflamación. Algunas citoquinas promueven la inflamación en su fase inicial, mientras que otras la inhiben. Un desequilibrio entre estas puede impedir una resolución adecuada de la inflamación. Las enzimas proteolíticas, al restablecer este equilibrio, pueden resolver eficientemente la inflamación aguda.

¿Cómo actúa la Terapia Enzimática?

La TES implica la ingesta oral de enzimas proteolíticas para regular los procesos metabólicos del cuerpo y aliviar el dolor inflamatorio. Estas enzimas, una vez en el torrente sanguíneo, se unen a la alfa-2-macroglobulina, una proteína plasmática que inhibe las proteasas. (1)  Esta unión forma un complejo que cambia la estructura de la alfa-2-macroglobulina, permitiendo que las citoquinas se adhieran y sean transportadas para su degradación (2), restaurando así los niveles adecuados de citoquinas y finalizando el proceso inflamatorio.

Evidencia Clínica de la Eficacia de la TES

Estudios clínicos han demostrado la eficacia de la TES en varias disciplinas médicas, como la traumatología y la reumatología. Un metaanálisis de ensayos clínicos mostró que la TES puede aliviar el dolor y mejorar la función articular en pacientes con osteoartritis de rodilla de manera comparable a los AINEs, pero con mejor tolerabilidad y menos efectos secundarios. (3)

Beneficios de la TES en el Sistema Inmunológico

La TES también es beneficiosa para personas con un sistema inmunológico debilitado, ya que la respuesta inmunitaria ante patógenos es regulada por enzimas. Combinar enzimas proteolíticas con nutrientes antioxidantes en la dieta o mediante suplementos puede fortalecer el sistema inmunológico y proteger las células del daño oxidativo.

En conclusión, la TES ofrece una alternativa natural y eficaz a los AINEs para el tratamiento de la inflamación, con menos efectos adversos. Es importante que los suplementos enzimáticos tengan un recubrimiento entérico para proteger las enzimas del ácido estomacal y asegurar su absorción en el intestino delgado. Finalmente, una combinación adecuada de enzimas proteolíticas y otros nutrientes puede ayudar a reducir la inflamación, aliviar el dolor, mantener la función normal del sistema inmune y combatir el daño oxidativo causado por los radicales libres.

Enzimas Proteolíticas

Bromelaína Extraída de la piña, la bromelaína es una enzima utilizada en fitoterapia por sus efectos antiinflamatorios y antiedematosos. (4)  Es efectiva en tratar enfermedades inflamatorias intestinales y afecciones articulares como la artrosis y la artritis reumatoide, aliviando el dolor y la inflamación. (5)

Papaína Proveniente de la papaya, la papaína tiene propiedades antinflamatorias e inmunomoduladoras. Se emplea en el tratamiento de hematomas, inflamación y edemas, y es beneficiosa en la reducción de la inflamación articular y el alivio del dolor de espalda. (6)

Serratiopeptidasa La serrapeptasa, obtenida de bacterias del género Serratia, se usa en medicina por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Es útil en el tratamiento de inflamaciones postoperatorias, lesiones deportivas, artritis reumatoide y enfermedades pulmonares (7), reduciendo el dolor y la inflamación.

Pancreatina Este complejo enzimático de origen porcino se utiliza en casos de insuficiencia pancreática, fibrosis quística y pancreatitis (8). Alivia síntomas como pérdida de peso, indigestión y dolor abdominal, y en la terapia enzimática sistémica (TES), ayuda a reducir la inflamación.

Tripsina y Quimotripsina Usadas en traumatología y cirugía, estas enzimas aceleran la reparación tisular y tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes (9). Actúan formando un complejo con alfa-2M para eliminar citoquinas proinflamatorias y mejorar la reparación del tejido. (10)

Antioxidantes

Quercetina

La quercetina, un flavonoide presente en frutas y vegetales, destaca por su potente acción antioxidante y antiinflamatoria. Neutraliza especies reactivas de oxígeno y reduce mediadores proinflamatorios como citoquinas y prostaglandinas. Es especialmente útil en la prevención y tratamiento de la inflamación articular y la gota, inhibiendo la enzima xantino-oxidasa y reduciendo la formación de ácido úrico. (11)

Vitamina C

El ácido ascórbico o vitamina C, esencial en numerosos procesos metabólicos, regula el sistema inmunitario y protege las células del daño oxidativo. Actúa como cofactor en la formación de colágeno, esencial para tejidos conectivos como vasos sanguíneos y piel, y mejora la absorción de hierro. Su papel en la síntesis de proteoglicanos y proteínas en los condrocitos articulares la hace valiosa para la salud articular. (12)

Vitamina E

La vitamina E, liposoluble y esencial para el metabolismo celular, protege las células de los daños causados por radicales libres. Su deficiencia afecta funciones vitales y su abundancia en membranas celulares y tejidos lipídicos subraya su importancia como antioxidante. Esencial para el sistema inmunitario, su presencia en niveles óptimos es crucial para combatir enfermedades y el envejecimiento celular. (13)

Coenzima Q10

La coenzima Q10, producida naturalmente, es crucial en la generación de energía celular y actúa en conjunto con la vitamina E. Beneficiosa para el sistema inmune, la insuficiencia cardiaca y el envejecimiento celular, su suplementación es importante en enfermedades crónicas y en el envejecimiento, ya que su producción disminuye con la edad. Mejora la oxigenación de tejidos y protege contra el daño oxidativo. (14)

NADH

El NADH, forma reducida del nicotin adenin dinucleótido, es vital para la energía celular. Controla la actividad de enzimas oxidorreductasas y regula las sirtuinas, que retrasan el envejecimiento y la muerte celular. Beneficioso para la salud cardiometabólica y la resistencia al estrés, (15) su suplementación contrarresta enfermedades relacionadas con la edad, incluyendo neurodegenerativas y cardiovasculares. (16)

Referencias Bibliográficas.
  1. LaMarre J. et al. Cytokine binding and clearance properties of proteinase-activated alpha 2-macroglobulins. Lab Invest1991 Jul; 65(1):3-14.
  2. French K. et al. Protease activation of alpha2-macroglobulin modulates a chaperone-like action with broad specificity. Biochemistry2008 Jan 29; 47(4):1176-85.
  3. Ueberall MA. Et al. Efficacy, tolerability, and safety of an oral enzyme combination vs diclofenac in osteoarthritis of the knee: results of an individual patient-level pooled reanalysis of data from six randomized controlled trials. J Pain Res>2016 Nov 4; 9:941-961.
  4. Rathnavelu V. et al. Potential role of bromelain in clinical and therapeutic applications. Biomed Rep2016; 5(3):283-288.
  5. Leipner J. et al. Therapy with proteolytic enzymes in rheumatic disorders. Bio Drugs2001; 15: 779-789.
  6. S. Pandey et al. Anti-inflammatory and immunomodulatory properties of Carica papaya. Journal of immunotoxicology2016; 13 (4), 590–602.
  7. Gupte V. et al. Analytical techniques for serratiopeptidase: A review. J Pharm Anal2017; 7(4):203- 207.
  8. de la Iglesia-García D, et al. Efficacy of pancreatic enzyme replacement therapy in chronic pancreatitis: systematic review and meta-analysis. Gut 2017; 66:1474–1486.
  9. Chandanwale A et al. A randomized, clinical trial to evaluate efficacy and tolerability of trypsin:chymotrypsin as compared to serratiopeptidase and trypsin:bromelain:rutoside in wound management. Adv Ther2017; 34:180–98.
  10. Dilip Shah et al. The Role of Trypsin:Chymotrypsin in Tissue Repair. Adv Ther2018; 35:31–42.
  11. Ahmad NS et al. Pharmacological basis for use of Pistacia integerrima leaves in hyperuricemia and gout. J Ethnopharmacol2008;117(3):478-82.
  12. Ameye L.G. y Chee W.S. Osteoarthritis and nutrition. From nutraceuticals to functional foods: a systematic review of the scientific evidence. Arthritis Research and Therapy2006; 8(4): R127.
  13. Miyazawa T. et al. Vitamin E: Regulatory Redox Interactions. IUBMB Life2019 ;71(4):430-441.
  14. Hargreaves IP et al. Coenzyme Q10 Supplementation in Fibrosis and Aging. Adv Exp Med Biol2019; 1178:103-112.
  15. Kane AE et al. Sirtuins and NAD+ in the Development and Treatment of Metabolic and Cardiovascular Diseases. Circ Res2018;123(7):868-885.
  16. Imai S. et al. NAD+ and sirtuins in aging and disease. Trends Cell Biol. 2014; 24(8):464-71.
Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
0