Vitamina B12 para un mejor funcionamiento diario

Los beneficios de la vitamina B12

¿ Qué es la vitamina B12 ?

La vitamina B12, conocida también como “cobalamina” es una vitamina hidrosoluble de origen bacteriana, esencial para nuestro cuerpo. Y es una vitamina que nuestro cuerpo no almacena, por tanto hay que asegurarse de consumirla mediante nuestra alimentación.

Vitamina B12 : ¿ Para qué sirve ?

La vitamina B12 es esencial ya que ayuda a mantener un correcto funcionamiento del cerebro, manteniendo sanas las neuronas, además de ayudar a nuestro sistema nervioso (mielinización inicial, desarrollo y mantenimiento de la mielina).
Además, la vitamina B12 contribuye al metabolismo energético, al funcionamiento normal del sistema inmunitario, a la síntesis de ADN y a la formación normal de glóbulos rojos, así como de diversas proteínas fundamentales para nuestro organismo.

Curiosamente, la suplementación con vitamina B12 se dio a conocer en el siglo XIX como el único tratamiento efectivo en la anemia perniciosa y en las lesiones desmielinizantes del sistema nervioso central. (29)  

La vitamina B12 además está vinculada a la acción de dos enzimas muy importantes: la metilmalonil-coenzima A (CoA) mutasa y la metionina sintasa, participando en la conversión del ácido metilmalonico-CoA a succinil-CoA y de homocistenía a metionina.

Una vez llega a la sangre, la cobalamina (vitamina B12) se une a las proteínas de transporte (transcobalaminas) para llegar al hígado, donde se almacena y transforma en sus dos formas activas, que serán distribuidas al resto del organismo: metilcobalamina y adenosilcobalamina.

Por lo que podríamos concluir que, la vitamina B12 es muy beneficiosa, por diferentes motivos. 

Alimentos que contienen Vitamina B12

Como ya se mencionó antes, la vitamina B12 no es sintetizada por los animales, sino que es sintetizada por bacterias y cierto tipo de microorganismos (anaerobios ubicuos) y estos son ingeridos por los animales, pasando así a través de su intestino, donde se produce la vitamina B12.

Por tanto, es muy importante que consumamos alimentos ricos en vitamina B12, para mantener así un correcto nivel de la misma en nuestro organismo.

Las principales fuentes de vitamina B12 se dan en alimentos de origen animal, tales como: las carnes, los huevos y los lácteos. Además, podemos encontrarla en grandes cantidades en el hígado y las almejas. Los VNR (valores nutricionales de referencia) para adultos es de 2,5 µg al día.

Generalmente, la vitamina B12 no está presente en alimentos vegetales, por lo que esto hace que las personas veganas tengan que recurrir a la suplementación para poder cubrir las necesidades diarias de la misma en su organismo. Al igual que las personas de edad avanzada, ya que la incidencia de mala absorción por problemas gastrointestinales aumenta con el paso de la edad.

Déficit de vitamina B12 y sus síntomas.

Tener bajos niveles de vitamina B12 o lo que es lo mismo, un déficit de la misma puede causar ciertos trastornos, como: debilidad, cansancio, anemia megaloblástica, hiperhomocisteinemia, problemas neurológicos graves, depresión o demencia, entre otros. (30) Igualmente, existen muchas mutaciones que pueden producir un déficit de vitamina B12 en nuestro organismo, a pesar de que nuestra ingesta dietética sea la correcta. (31) Por lo que recurrir a una suplementación alimenticia a base de vitamina B12 es siempre una solución recomendable.

Un último dato interesante sobre la vitamina B12 es que no solo ayuda a rebajar el estrés, además ayuda contra la ansiedad y la irritabilidad.

Dicho todo esto, lo más recomendable siempre es consultar con un médico antes, para estar seguros de que la suplementación y dosis que elegimos es la adecuada para nuestro caso.

Referencias bibliográficas:

     29. Stabler, S.P. Vitamin B-12. In Present Knowledge in Nutrition, 8th ed.; Bowman, B.A., Russell, R.M., Eds.; ILSI Press: Washington, DC, USA, 2001; pp. 230–240. 
    30. Michael J Shipton et al. Vitamin B12 Deficiency – A 21st Century Perspective. Clinical Medicine2015; 15 (2), 145–50.
    31. Hannibal L. et al. The MMACHC proteome: hallmarks of functional cobalamin deficiency in humans. Molecular Genetics and Metabolism. 2011; 103(3):226-39.

Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
0